Bullrich suspendió el cierre en Lanús, pero no detuvo la campaña

La precandidata a presidenta Patricia Bullrich había suspendido su cierre de campaña en Lanús, que la ponía peligrosamente cerca de su candidato a gobernador Néstor Grindetti (que conduce ese distrito) y de su candidato a intendente, Diego Kravetz, que quedó en el centro de una polémica por la difusión de noticias falsas. El acto se suspendió para respetar el duelo por la muerte de una niña de 11 años. No obstante, Bullrich no detuvo su campaña: siguió en Córdoba dando entrevistas y, subida al caso, propuso bajar la edad de imputabilidad y nuevas leyes de mano dura. También se sacó la foto que tenía prevista con el gobernador electo de Chubut, «Nacho» Torres.

Tanto la campaña de Bullrich como la de su adversario Horacio Rodríguez Larreta tuvo un final abrupto. No obstante, Bullrich fue la más impactada por el hecho, dado que ocurrió en el distrito que gobiernan dos de sus candidatos. Lejos de llamarse a silencio, su primera reacción fue intentar aprovechar electoralmente lo ocurrido.

No obstante, según informaron en su equipo de campaña, la dirigente decidió por decoro suspender su cierre de campaña. Lo hacía, se supone, para respetar el duelo. Incluso, sus dirigentes, como Federico Pinedo, relataron cómo en Córdoba suspendió un acto con toda la gente ya sentada y esperándola. «La gente de pie y en silencio aplaudió», relató Pinedo. Se suponía que era un gesto aprobación al respeto que Bullrich demostraba hacia una víctima.

No obstante, al día siguiente se la vio a Bullrich dando notas donde se subió a opinar sobre el caso y a ofrecer su plataforma de mano dura como forma de resolver la problemática de la seguridad. «No podemos tener gente con prontuario en la calle. Esto tiene que ver con la filosofía del zaffaronismo que tanto mal le ha hecho a la Argentina. Nosotros tenemos otra filosofía», hizo campaña.

Al igual que otros dirigentes de su espacio -como Ricardo López Murphy- intentó instalar el debate sobre la edad de imputabilidad. «Lo presentamos en el año 2018. El año pasado, continuamente, Cristian Ritondo lo volvió a presentar. Y nuestro compromiso es que desde el 10 de diciembre la imputabilidad de menores entre junto con el nuevo código penal», afirmó Bullrich. Sucede que ese debate intentaron instalarlo sobre una noticia falsa, que hablaba de la confesión de un menor de edad como autor de la muerte de la niña. 

La fuente de esa información falsa no era otra que el Municipio De Lanús. Pese a que se peleó con algunos periodistas, Kravetz quedó expuesto cuando afirmó que ellos dijeron que ese menor confesó y dijo que eso figuraba en el expediente. Sucede que horas más tarde la fiscal Silvia Bussano lo desmintió: dejó en claro que eso no forma parte de la causa judicial. Tanto Kravetz como Grindetti afirmaron públicamente algo que, hasta el momento, no tiene correlato con los hechos comprobables. Y que, además, estuvo asociado a otra operación de prensa para involucrar a la diputada Natalia Zaracho.

Curiosamente, el menor al que culparon del delito –a través de periodistas y medios amigos– tenía 14 años y esa es precisamente la edad a la que Juntos por el Cambio quiere bajar la imputabilidad.

Más allá de opinar sobre el caso, Bullrich siguió con otras actividades de campaña, como sacarse la foto que ya tenía prevista con el gobernador electo de Chubut, «Nacho» Torres, quien el día anterior estuvo también con Larreta.

«Yo voy a hacer una argentina absolutamente federal. En mi gobierno todas las provincias van a estar representadas. No quiero más un gobierno que solo mire a Buenos Aires», remarcó la candidata, que finalmente no paró su campaña ante nada.




Fuente: Pagina12